El Teletón: Fraude para evadir impuestos

Los empresarios mexicanos lucran con el dolor ajeno

Desgarradoras imágenes de niños con cáncer, familias jodidísimas sin casa y sin comida, bebes quemados o con discapacidades inundan la televisión a diario. Para los promocionales del Teletón escogen a los niñitos con las deficiencias físicas más evidentes y conmovedoras y los ponen a pedir limosna en red nacional. El mero día del Teletón el presidente de la República acude, orgulloso, a dar el primer donativo para los niños del teletón. Las televisoras, los grandes empresarios y el gobierno han convertido a México en el país de la limosna.

Un kilo de ayuda, sólo por ayudar, el Teletón, el juguetón, el redondeo por la educación y miles de fundaciones funcionan bajo la premisa de que a los pobres hay que ayudarlos porque no son ni fueron capaces de lograr el éxito ni de tener salud, educación, empleo y alimentación adecuada. Nos han metido hasta el cansancio en la cabeza la idea de que hay que dar lo que nos sobra para aquellos “pobrecitos pobres” que son desempleados, minusválidos, ciegos, indígenas, analfabetas, sordos y enfermos.

El Estado mexicano y sus gobernantes han sustituido la política social con caridad para los que menos tienen y han dejado en manos de las empresas las tareas fundamentales planteadas en la constitución. Los impuestos que las grandes empresas y televisoras deben pagar se transforman en limosnas para los jodidos, lo que no dicen es cuanto se ahorran. Es la evasión de impuestos legalizada por la derecha en el país.

Desde hace algunos años, el monstruo de la desinformación: Televisa, a través de su Fundación, se ha encargado de realizar distintas acciones de supuesta “asistencia social”, como el programa de donación de computadoras, de trasplantes de córneas y ,su proyecto que le ha sido más redituable económicamente y que ha encabezado su “altruismo” empresarial: el TELETÓN. Esta magna obra de beneficencia encubre un excelente negocio donde todos ganan excepto, como siempre, el pueblo de México.

En la siguiente caricatura de “el Fisgón” se muestra como funciona este estupendo negocio tanto para el Teletón como para todas las demás obras de beneficencia empresarial que, a diario, vemos en televisión.

El negocio del teletón está en que a la gente que (mediante la manipulación sentimental), dona parte de su salario, no se le extiende un recibo deducible de impuestos.

Provocar compasión a través de su poderío mediático es el principal gancho de las televisoras, habrá quien justifique este atraco con el beneficio que reciben los niños del teletón en cuanto a rehabilitación y atención médica olvidando que es responsabilidad del Estado garantizar la atención medica de su población, ahora los pobres de este país sólo tienen el recurso de la lástima para acceder a vivienda, educación y salud aunque no sea de una manera digna. Y por cierto ¿cuánto varo crees que dejan de pagar con este fraude?

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: